Como detectar un cancer de pancreas

Cómo detectar el cáncer de páncreas a tiempo

El cáncer de páncreas rara vez causa síntomas en las primeras etapas, lo que hace que la detección temprana sea un reto. En el Abramson Cancer Center, nuestros especialistas de talla mundial son expertos en el diagnóstico de todo tipo de tumores pancreáticos, incluidos los quistes pancreáticos precancerosos que requieren un seguimiento especial.

Los especialistas en cáncer de páncreas de Penn son líderes nacionales en este campo. Tenemos décadas de experiencia en el diagnóstico de un alto volumen de quistes pancreáticos y cánceres de páncreas. Cuando nos elija para el diagnóstico del cáncer de páncreas, obtendrá una precisión experta combinada con compasión y comprensión.

En Penn, nuestros médicos tienen acceso a una amplia gama de pruebas de diagnóstico, incluidas algunas de las herramientas de detección de cáncer más avanzadas disponibles en la actualidad. Puede confiar en que nuestro equipo le proporcionará un diagnóstico preciso basado en técnicas contrastadas y en décadas de experiencia. Queremos que tenga el diagnóstico correcto para que pueda pasar al mejor tratamiento.

Después de que los médicos confirmen un diagnóstico de cáncer de páncreas, es posible que recomienden pruebas adicionales para saber más sobre el cáncer que le afecta. Los médicos llaman a esto estadificación, y ayuda a informar sobre el pronóstico del cáncer de páncreas. También orienta las recomendaciones de tratamiento de sus médicos.

Biopsia negativa para el cáncer de páncreas

Los síntomas del cáncer de páncreas no suelen aparecer en las primeras fases. Si lo hacen, pueden confundirse con signos de otra enfermedad. Además, el páncreas se encuentra en el interior del cuerpo, detrás de otros órganos. Esto hace que sea difícil de palpar o ver sin el equipo adecuado. Estos factores hacen que el cáncer de páncreas sea difícil de diagnosticar.

Por lo general, se necesitan varias pruebas de diagnóstico para detectar y estadificar (determinar el alcance) el cáncer de páncreas. Un diagnóstico y una estadificación precisos son importantes porque ayudan a los médicos a elegir el mejor tipo de tratamiento.

Una forma de diagnosticar el cáncer de páncreas es mediante la obtención de imágenes del páncreas y de las zonas circundantes. Estas pruebas pueden utilizarse para descubrir posibles tumores, ver si un tumor se ha extendido y determinar si el tratamiento está funcionando. Durante algunos tipos de pruebas de imagen, se pueden obtener muestras de tejido para una biopsia si se detecta el cáncer. Las pruebas de imagen más comunes para el cáncer de páncreas son:

Se trata de la extracción de un pequeño trozo de tejido para verlo al microscopio y determinar si hay cáncer. Aunque las pruebas de imagen pueden indicar la presencia de cáncer de páncreas, casi siempre se necesita una biopsia para confirmar el diagnóstico.

Cuál es el último tratamiento para el cáncer de páncreas

Los tumores de páncreas son muy difíciles de diagnosticar porque el órgano se encuentra en lo más profundo del abdomen y está oculto detrás de otros órganos. Para determinar si hay un tumor en el páncreas pueden realizarse varias técnicas de diagnóstico, como pruebas de imagen y análisis de sangre.

Aunque varias técnicas de imagen pueden revelar una masa en el páncreas, la forma más precisa de diagnosticar el cáncer de páncreas es estudiando una muestra de tejido de la biopsia bajo el microscopio. Conocer el estadio (gravedad) del tumor es clave para elegir el mejor tratamiento.

Se trata de una prueba de imagen que combina un equipo especial de rayos X con sofisticados ordenadores para producir múltiples imágenes del interior del abdomen. Es muy útil para detectar la propagación del cáncer de páncreas al hígado o a los ganglios linfáticos cercanos. El TAC se realiza a menudo para controlar a los pacientes después del tratamiento y determinar si el cáncer ha reaparecido, ha cambiado de tamaño o ha hecho metástasis (se ha extendido a otras partes del cuerpo).

Para esta prueba de medicina nuclear, se inyecta una pequeña cantidad de azúcar radiactivo a través de una vena antes de escanear el cuerpo. El azúcar radiactivo se acumula principalmente en las células cancerosas, que aparecen en las imágenes. Esta prueba no es tan específica como el TAC y no se utiliza por sí sola para diagnosticar el cáncer de páncreas. La TEP se suele realizar en combinación con un TAC.

¿puede la colonoscopia detectar el cáncer de páncreas?

Si los resultados del examen son anormales, su médico probablemente pedirá pruebas para ayudar a encontrar el problema. También es posible que le remitan a un gastroenterólogo (un médico que trata las enfermedades del aparato digestivo) para que le haga más pruebas y le dé tratamiento.

Biopsia con aguja guiada por TAC: La TAC también puede utilizarse para guiar una aguja de biopsia hacia un presunto tumor pancreático. Pero si se necesita una biopsia con aguja, la mayoría de los médicos prefieren utilizar la ecografía endoscópica (descrita más adelante) para guiar la aguja hasta su lugar.

La resonancia magnética utiliza ondas de radio e imanes potentes en lugar de rayos X para obtener imágenes detalladas de partes del cuerpo. La mayoría de los médicos prefieren examinar el páncreas con un TAC, pero también se puede realizar una RMN.

Se trata de una prueba de imagen que examina los conductos pancreáticos y biliares para ver si están bloqueados, estrechados o dilatados. Estas pruebas pueden ayudar a mostrar si alguien puede tener un tumor pancreático que esté bloqueando un conducto. También pueden utilizarse para ayudar a planificar la cirugía. La prueba puede realizarse de diferentes maneras, cada una de las cuales tiene sus pros y sus contras.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad