Stephen hawking agujeros negros

Stephen hawking agujeros negros

el universo en pocas palabras

La radiación de Hawking es una radiación térmica que, según la teoría, se libera alrededor del horizonte de sucesos de un agujero negro debido a efectos cuánticos relativistas. Lleva el nombre del físico Stephen Hawking, que desarrolló un argumento teórico sobre su existencia en 1974[1]. La radiación Hawking es un efecto puramente cinemático que es genérico para las geometrías lorentzianas que contienen horizontes de sucesos u horizontes locales aparentes[2][3].
La radiación de Hawking reduce la masa y la energía de rotación de los agujeros negros y, por lo tanto, también se teoriza que causa la evaporación de los agujeros negros. Por ello, se espera que los agujeros negros que no ganan masa por otros medios se reduzcan y finalmente desaparezcan. Para todos los agujeros negros, excepto los más pequeños, esto ocurrirá muy lentamente. La temperatura de la radiación es inversamente proporcional a la masa del agujero negro, por lo que se predice que los microagujeros negros son mayores emisores de radiación que los agujeros negros más grandes y deberían disiparse más rápidamente[4].
Los agujeros negros son objetos astrofísicos de interés principalmente por su tamaño compacto y su inmensa atracción gravitatoria. Fueron predichos por primera vez por la teoría de la relatividad general de Einstein de 1915, antes de que la evidencia astrofísica comenzara a acumularse medio siglo después.

¿qué descubrió stephen hawking?

El teorema del área de los agujeros negros del difunto Stephen Hawking es correcto, según un nuevo estudio. Los científicos utilizaron las ondas gravitacionales para demostrar la idea del famoso físico británico, que puede llevar a descubrir más leyes subyacentes del universo.
El teorema, elaborado por Hawking en 1971, utiliza la teoría de la relatividad general de Einstein como trampolín para concluir que no es posible que la superficie de un agujero negro se reduzca con el tiempo. El teorema es paralelo a la segunda ley de la termodinámica, que dice que la entropía (desorden) de un sistema cerrado no puede disminuir con el tiempo. Como la entropía de un agujero negro es proporcional a su superficie, ambas deben seguir aumentando.
A medida que un agujero negro engulle más materia, su masa y su superficie crecen. Pero a medida que crece, también gira más rápido, lo que disminuye su superficie. El teorema de Hawking sostiene que el aumento de la superficie que proviene de la masa añadida sería siempre mayor que la disminución de la superficie debido al giro añadido.
Will Farr, uno de los coautores del estudio que se publicó enPhysical Review Letters, dijo que su hallazgo demuestra que “las áreas de los agujeros negros son algo fundamental e importante”. Su colega Maximiliano Isi coincidió en una entrevista con Live Science: “Los agujeros negros tienen una entropía, y es proporcional a su área. No es sólo una curiosa coincidencia, es un hecho profundo sobre el mundo que revelan”.

el gran diseño

La radiación de Hawking es una radiación térmica que, según la teoría, se libera alrededor del horizonte de sucesos de un agujero negro debido a efectos cuánticos relativistas. Lleva el nombre del físico Stephen Hawking, que desarrolló un argumento teórico para su existencia en 1974[1]. La radiación Hawking es un efecto puramente cinemático que es genérico para las geometrías lorentzianas que contienen horizontes de sucesos u horizontes locales aparentes[2][3].
La radiación de Hawking reduce la masa y la energía de rotación de los agujeros negros y, por lo tanto, también se teoriza que causa la evaporación de los agujeros negros. Por ello, se espera que los agujeros negros que no ganan masa por otros medios se reduzcan y finalmente desaparezcan. Para todos los agujeros negros, excepto los más pequeños, esto ocurrirá muy lentamente. La temperatura de la radiación es inversamente proporcional a la masa del agujero negro, por lo que se predice que los microagujeros negros son mayores emisores de radiación que los agujeros negros más grandes y deberían disiparse más rápidamente[4].
Los agujeros negros son objetos astrofísicos de interés principalmente por su tamaño compacto y su inmensa atracción gravitatoria. Fueron predichos por primera vez por la teoría de la relatividad general de Einstein de 1915, antes de que la evidencia astrofísica comenzara a acumularse medio siglo después.

Stephen hawking agujeros negros 2022

La radiación de Hawking es una radiación térmica que, según la teoría, se libera alrededor del horizonte de sucesos de un agujero negro debido a efectos cuánticos relativistas. Lleva el nombre del físico Stephen Hawking, que desarrolló un argumento teórico para su existencia en 1974[1]. La radiación Hawking es un efecto puramente cinemático que es genérico para las geometrías lorentzianas que contienen horizontes de sucesos u horizontes locales aparentes[2][3].
La radiación de Hawking reduce la masa y la energía de rotación de los agujeros negros y, por lo tanto, también se teoriza que causa la evaporación de los agujeros negros. Por ello, se espera que los agujeros negros que no ganan masa por otros medios se reduzcan y finalmente desaparezcan. Para todos los agujeros negros, excepto los más pequeños, esto ocurrirá muy lentamente. La temperatura de la radiación es inversamente proporcional a la masa del agujero negro, por lo que se predice que los microagujeros negros son mayores emisores de radiación que los agujeros negros más grandes y deberían disiparse más rápidamente[4].
Los agujeros negros son objetos astrofísicos de interés principalmente por su tamaño compacto y su inmensa atracción gravitatoria. Fueron predichos por primera vez por la teoría de la relatividad general de Einstein de 1915, antes de que la evidencia astrofísica comenzara a acumularse medio siglo después.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad